Si la plata y el oro son los metales por excelencia en joyería, hay un tercero que si bien alcanza el estatus de metal precioso, no suele ser tan popular. Se trata del platino, otro componente que desde hace mucho tiempo se ha utilizado como alternativa a los otros materiales de alta gama.

Platino vs otros materiales

La plata ha sido siempre utilizada como la segunda opción cuando no se podía contemplar el oro. Sin embargo, como estética, tiene bastante más competencia. Si se busca exclusividad y la exquisitez, de nuevo la plata vuelve a quedarse por detrás. El oro blanco y el platino guardan, en joyería, una gran rivalidad, ya que ambos son materiales con tonos similares.

El oro blanco, sin embargo, tiene un lado negativo, y es que el oro de por si no es blanco. Para conseguir ese acabado debe someterse a ciertos procesos químicos, pero con el paso del tiempo terminará recobrando su color natural si no se cuida. En contraposición, el platino mantiene su color siempre y no necesita cuidados especiales. En los último años se ha producido un aumento de la demanda de este metal, especialmente para la joyería.

Joya de platino de joyerías Rafa Vila

Características

El platino es un metal noble con menor presencia en la tierra que el oro. Por eso tiene un precio mucho mayor, ya que las existencias de este material son inferiores en comparación. Pero hay otros dos factores que influyen en su precio. El primero son los elementos que se utilizan para obtener el platino. Al igual que en el oro, para destilar la pureza del metal se procede con una serie de operaciones químicas. Los compuestos utilizados en la obtención del platino son más caros, aunque a cambio el producto final suele tener una pureza mayor que la del oro corriente.

Además, es considerablemente más pesado que el oro. Por tanto, para replicar una estructura o pieza en platino, el peso será mayor y, consecuentemente, también lo será el coste. Aún así, el platino tiene ventajas sobre otro metales preciosos. Una es la ya mencionada resistencia, ya que no necesita tratamientos especiales. Esto también se aplica a su dureza, pues es muy difícil de deformar. Por último, el platino ha demostrado ser muy compatible con el cuerpo humano. Es de los materiales menos tóxicos en joyería y si, por ejemplo, eres alérgico al níquel (lo cual provoca que no puedas llevar ciertos artículos), el platino no te provocará nada en absoluto.

Si estás pensando en adquirir alguna pieza de platino, en joyerías Rafa Vilas tenemos una amplia variedad de artículos que se ajustarán a tu estilo personal.

Compártelo: