Sin duda uno de los rasgos que más llama la atención a la hora de buscar bisutería y joyería en general es la forma. En este sentido, anillos, pulseras, charms, pendientes o collares pueden jugar de miles de formas distintas. En 2021, sin embargo, hay un tipo concreto de formas que está resultando muy popular.

Siluetas orgánicas

Los atributos florales siempre han estado presentes en joyería, Las formas de las plantas se prestan y mucho a ser utilizadas como referencia a la hora de construir una pieza de bisutería. Sin embargo en este último año han cedido terreno a las formas animales que, tradicionalmente, no han gozado de tanta presencia.

Ya sea en una pulsera, en un pendiente o en un anillo, las formas orgánicas siempre son una buena elección, ya que habitualmente pueden combinarse con distintos tipos de look. Si bien las florales son prácticamente aplicables al tono formal como al informal, las formas animales pueden resultar un poco más limitadas al combinarlas con estilos de más etiqueta.

Geometría

A pesar de esta moda en las formas orgánicas, el estilo minimalista y limpio de la geometría no ha quedado obsoleto. La mayoría de piezas de esta gama son muy fáciles de combinar con diferentes looks, habitualmente gracias a su sencillez y elegancia.